martes, 5 de enero de 2010

Adiós, Gitano

Adiós, Gitano

(19/08/1945 - 04/01/2010)
Sandro

En los primeros años del rock, Roberto Sánchez, "Sandro" (19/08/45), todavía no se había inclinado por las baladas románticas que un par de años después lo lanzarían al estrellato. Sin embargo, ya había logrado cierta popularidad con algunos simples de puro rock and roll cantados en castellano y que lo habían llevado a presentarse en televisión, donde se lo conoció por su vestimenta a lo Elvis y sus movimientos pélvicos.
Los De Fuego eran cinco guitarristas: Roberto Sánchez, Enrique Irigoitía, Héctor Centurión, Armando Luján y Juan José Sandri («yo era la líder por ser el menos malo», reconocía Sandro) y se presentaban em festivales de colegios, concursos, bailes En uno de esos shows, el vocalista se negó a cantar un tema y fue Sandro quien se ofreció para pasar al micrófono.
Realizaron varias pruebas en compañías discográficas, pero fueron rechazados. De mucho insistir, Sandro logró registrar dos simples, sin su grupo: "¿A esto le llamas amor?" y "Dulce", que vendieron apenas dos mil copias. Los convenció de volver al estudio, pero con Los de Fuego. La primera grabación de la banda fue el 13 de noviembre de 1963 en los estudios CBS Columbia: "Hay mucha agitación", cover del hit de Jerry Lee Lewis. A partir de allí, comenzaría una carrera admirable: en total, grabó 52 discos y vendió 8 millones de copias ("Rosa, Rosa" alcanzó el millón y medio). Actuó también en 16 películas.
El desgaste de realizar hasta cinco shows por noche llevó a la disolución de Los de Fuego. Sandro cantó entonces acompañado por The Black Combo, editó algunos simples, un LP y abandonó el rock. Los Combos eran: Negro Orlando (guitarra), Adalberto Cevasco (bajo), Fernando Bermúdez (batería), Bernardo Baraj (saxo) y Miguel Abramic (percusión).
El Gitano se despegó de la rebeldía del rock original: su verdadero éxito estaba en lo romántico.
Lidió un duelo implícito con Palito Ortega: mientras el después Gobernador de Tucumán era el muchacho bueno, "el novio ideal para mi hija", Sandro representaba el amor salvaje, la pasión. Sus canciones más importantes son "Así", "Como lo hice yo", "Quiero llenarme de ti" y, por supuesto, "Rosa, Rosa". Su primer gran convocatoria fue durante los Carnavales de 1971, cuando cantó ante 60.000 personas en el estadio de San Lorenzo.
Cuando se produjo el viraje, los rockeros no dudaron en despreciarlo. Lo calificaron de "producto comercial", de "meloso" y, por supuesto, de "grasa". Años después, el ambiente lo reconocería como un grande: «Lo que más atrajo siempre fue su personalidad enigmática, la ceja levantada, el tembleque de sus labios y sobre todas las cosas... el misterio que lo envolvía» (Patricia Sosa en Noticias, 11/07/93).
«Sandro es un verdadero maestro del rock, y eso poca gente lo sabe, porque después se dedicó a otro género, que lo hace muy bien también. Sandro es un gran rockero, fue un gran maestro para todos nosotros», explica Javier Martínez (V.Pintos, pág 71).
Charly García y Pedro Aznar lo invitaron en 1990 a cantar en su disco "Tango 4". En la ocasión, revivieron un clásico de Los Shakers, "Rompan todo".
Luego de una larga enfermedad pulmonar, Sandro fue sometido a un doble transplante de pulmones y corazón, hacia fines de 2009. Permaneció internado en un sanatorio de Mendoza, donde murió la noche del 4 de enero de 2010.
Llora Sudamérica la muerte de Sandro
(México, Martes 5 de Enero, 2010)

La prensa sudamericana reflejó hoy en sus primeras planas el pesar de varias generaciones por la muerte del cantante argentino Sandro, "El Ultimo Gran Idolo Latinoamericano".
"El Gitano" falleció anoche en el Hospital Italiano de la ciudad argentina de Mendoza, víctima de un "shock" séptico, 45 días después de haber sido sometido a un trasplante cardiopulmonar.
"Sandro perdió la batalla", señaló el diario "La Hora" en su portada y en sus páginas interiores indicó que el cantante, de 64 años de edad, "a pesar de su constante lucha no logró sobreponerse y perdió la batalla final".
Roberto Sánchez, nombre verdadero del artista, padecía de una enfermedad pulmomar obstructiva crónica, producto de una adicción que lo llevó a fumar 60 cigarrillos por día, que lo obligó a someterse a un trasplante cardiopulmonar el 20 de noviembre pasado.
"Siempre estuvo consciente del riesgo que implicaba el doble trasplante al que fue sometido, pero aún así tuvo el coraje para afrontar lo que fuera", añadió el periódico.
"Sandro apagó su voz a los 64 años y da paso a la leyenda", tituló por su parte el también chileno "Publimetro", mientras que el diario "Ultimas Noticias", que le dedicó su portada, señaló: "Se fue El Gitano. Sandro perdió la batalla contra el tabaco: América lo llora".
Por su parte, el matutino "La Tercera", que lo califica como "El Primer Idolo del Rock Latino", publicó una columna del venezolano José Luis Rodríguez "El Puma", autor del último disco tributo al "Gitano de América".
En la nota, Rodríguez, que recuerda que su apodo de "El Puma" se lo debe a Sandro, señala que con el artista "no sólo parte un grande, su muerte simboliza el adiós al más grande de todos". "A sus fans, a sus "nenas’ que hoy lloran desconsoladas, sólo les puedo decir: sólo su cuerpo ha muerto. Su leyenda recién comienza el viaje", señaló.
En Colombia, el diario "El Colombiano" tituló: "Adiós a Sandro, el "Elvis Presley argentino"" y dedicó un amplio espacio de su edición a destacar la trayectoria artística y el legado del intérprete de "Una muchacha y una guitarra".
Al homenaje de la prensa colombiana se sumó el periodico "El Espectador", que calificó al intérprete argentino, quien murió a los 64 años, como uno de los "grandes cantantes" que ha tenido Sudamérica.
En Perú, el diario "El Comercio" señaló: "Se apagó la voz ronca y vibrante de Sandro" y añadió que "El Gitano" deja el eco de su "Rosa, Rosa" y "Por ese palpitar".
Indicó que "el querido cantante argentino Sandro falleció luego de una seguidilla de intervenciones quirúrgicas con las que se le intentó salvar la vida, una vida de leyenda que ahora se extingue casi como comenzó, por una conjunción de circunstancias fortuitas".
En Paraguay, luego de que la víspera varios canales abiertos y de cable de esta capital se enlazaron con televisoras argentinas para transmitir en directo, la prensa escrita recogió el pesar por la muerte del artista.
El diario "Ultima Hora" señaló: "Falleció Sandro de América, leyenda de la música", "Latinoamérica llora la partida de otro gran artista: Sandro", al que califica como uno de los músicos más populares del continente.
"Sandro de América cantó su última música y se fue", "Falleció ayer, a los 64 años", señala en títulos otro periódico asunceno, "ABC Color", mientras que "Crónica", en una mezcla de guaraní y español, cabeceó: "Nanderejá (nos dejó) Sandro".
En Venezuela, el diario "El Universal" afirmó: "Argentina y el mundo lloran la partida de Sandro", y agregó que "el artista de 64 años de edad murió ayer en la provincia de Mendoza luego que su cuerpo no soportó dos trasplantes de corazón y pulmones".
"El Nacional", por su parte, publicó: "Luto. Murió Sandro a los 64 años de edad. El cantante argentino no resistió el trasplante de corazón y pulmones al que fue sometido en noviembre".
Médico de Sandro: "No pudimos ganar la gran batalla"
(Costa Rica, Martes 5 de Enero, 2010)
Mendoza, Argentina. DPA. La gran batalla para salvar al popular cantante argentino Sandro se perdió, lamentó hoy Claudio Burgos, el médico que le realizó el trasplante múltiple en la ciudad argentina de Mendoza.
Según Burgos, los médicos trabajaron intensamente para tratar de ayudar a Roberto Sánchez a sobrevivir. "La gran batalla creo que no la pudimos ganar pero creo le dimos una chance de vivir que se la merecía", declaró Burgos en una conferencia de prensa en el Hospital Italiano.
El popular cantautor murió en la noche del lunes al martes a causa de un shock séptico, 45 días después de haber recibido un múltiple trasplante de corazón y pulmones para reemplazar a sus deteriorados órganos por la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que sufría desde hace once años a raíz de su adicción al tabaco.
"Ha sido un trabajo sin cuartel y el resultado no fue el deseado. No pudimos dominar el cuadro final. Nos sentimos tristes de haber perdido esta batalla, pero queda el sabor de que hemos dado todo", expresó el médico.
El cardiólogo de Sandro, Sergio Perrone, relató en tanto que en los últimos días el músico ya había dado varias señales de que sus días se estaban terminando. "El domingo no lo pude convencer de que comiera. Eso era una señal", recordó.
"El Gitano lamentó no tener la fuerza que nosotros le pedíamos", relató Perrone.
"Teníamos clarísimo que era un paciente de alto riesgo. No teníamos plan B, era esto o esperar a que falleciera. Todos sabíamos que esto no iba a ser fácil, habíamos charlado esto todo el tiempo con él", reveló el cardiólogo.
Mirtha Legrand reveló detalles de los últimos minutos de Sandro
(Argentina, Martes 5 de Enero, 2010)
La diva de la televisión contó en Radio 10 que pudo dialogar anoche, minutos después del fatal desenlace, con la mujer de "El Gitano". Le confió que, cuando los médicos le dijeron que su marido había fallecido, ingresó en la habitación y "lo zamarreó" porque no podía creer su partida definitiva.
La conductora de televisión lamentó nuevamente hoy la muerte de Sandro y comentó parte de la charla íntima que mantuvo con Olga Garaventa, de quien dijo admirar su fuerza ante la situación lamentable que padeció en todos estos años.
"Sandro era un rey, un príncipe. Un ser humano muy misterioso", describió "Chiquita" Legrand en un reportaje en el programa El Oro y el Moro.
La diva de la televisión comentó que Olga le reveló en esa comunicación que "estaba en la confitería del hospital con una amiga y vio que había movimientos extraños". En ese momento, pasadas las 20, Olga se enteraba de la peor noticia.
"Ella fue a la terapia -continuó Legrand- y ya había fallecido, ya había muerto. Me contó que lo zamarreaba y los médicos le decían que no, que lo dejara; 'falleció, falleció'; que horrible situación, pobrecita", se lamentó "Chiquita".
Según agregó Mirtha, la mujer de Sandro contó además que "el día anterior fue a terapia y le habló, y él le dio vuelta la cara, miró para otro lado", como anunciando que ya no soportaba más, que era el final.
"Ella en ese momento -relató "La Chiqui"- le dijo 'pero Rober, vos te querés ir de gira? (expresión que usan los artistas para referirse a la muerte) y dice que Sandro dio vuelta la cara y la miró con unos ojos abiertos como diciendo 'no puedo más'; fue una agonía muy larga".
Galería de Fotos


Renuncia de Responsabilidad

"Las opiniones vertidas en este blog son de resposabilidad de quién las lee, ya que él y solo él podrá escuchar el sonido de su sombra en la pared, lo demás, son solo impulsos eléctricos"